902 36 57 41     comercial@geyce.es    

GEYCE AGP


Diógenes Digital

nov 12, 18 • Sin categoríaComentarios desactivados en Diógenes DigitalLeer mas »

¿Padeces el síndrome de Diógenes Digital?

Según un artículo publicado por Verónica Rodríguez, terapeuta y directora de Coaching Club, el 60% de los usuarios de la tecnología lo sufre en distinto grado.

¿Qué es y en qué consiste?

Con la aparición de la tecnología, las personas que lo padecen tiendan a acumular una enorme cantidad de basura digital en sus dispositivos electrónicos sin eliminarlos. Memes, mensajes, fotos, y un largo etc…

Un ciudadano español recibe una media 20 imágenes al día a través de grupos de whastapp, 20-30 correos electrónicos, dependiendo de la profesión, o las notificaciones de Facebook cuando son etiquetados en alguna imagen (el 40% de los usuarios guardan la foto porque le hace gracia.)

El síndrome y sus efectos en la persona que los padece

Cuando una persona acumula gran cantidad de material digital en sus dispositivos electrónicos (smartphone, tablets, ordenadorres…) acaba provocando en sus propietarios una sensación de ansiedad cuando se les obliga a prescindir de ellos, ya sea por agotar su capacidad o por el bajo rendimiento, lo acaban borrando a regañadientes, pensando que seguro lo necesitara en un futuro.

Los afectados por este síndrome, prefieren cambiar de dispositivo con mayor capacidad, ampliar su cuota de almacenamiento en la nube o comprar dispositivos de almacenamiento adicionales de mayor capacidad (USB, dispcos duros) que borrar información.

Según comenta Verónica, el problema aflora y se manifiesta cuando nuestra conducta empieza a modificarse, dando paso a la obsesión o cuando surgen complicaciones en el ámbito familiar o laboral, por ejemplo cuando se comparte un alojamiento cloud en la oficina, o un ordenador en nuestro hogar”

Cada ver aumentan los casos en los que los hijos o familiares han visto imágenes que no debía en el teléfono de su madre o padre, o familias que acumulan espacio en la red gastando dinero para almacenar archivos que nunca ven.

El síndrome de Diógenes digital puede afectar a personas de cualquier edad, personas de ambos sexos y que pertenezcan a cualquier estrato social. La acumulación de información puede producir en muchas ocasiones un deterioro significativo de la capacidad de las personas en concentrarse, descansar y relajarse.

Como saber si padezco Diógenes Digital?

Esta es la gran pregunta, a continuación mostramos algunos ejemplos que facilito Verónica en su artículo.

– Acumular más de 2 imágenes iguales y consecutivas en el tiempo

– Guardar fotográficas borrosas o mal tomadas en nuestros dispositivos

– Conservar conversaciones de WhatsApp desde hace más de 2 años

– Acumular correos electrónicos que carecen de significado

– Acumular promociones y anuncios en nuestro correo electrónico

– Guardar un exceso de memes

– Pertenecer a grupos de WhatsApp con mas de 200 archivos compartidos

– Almacenar multitud de discos furos con centenares de películas que nunca se ven.

– Nuestra copia de seguridad de WhatsApp supera los 2-3Gb

Síntomas típicos de Diógenes Digital (psicológicos)

– Encontrar dificultades para gestionar su tiempo, para organizarse, concentrarse o ejecutar su trabajo con fluidez.

– Ser incapaz de tomar decisiones sobre lo que les sirve y lo que no, les cuesta vaciar el correo electrónico o la papelera reciclaje

– Sienten un miedo insuperable a necesitar mas adelante los archivos, fotos, mensajes de texto, memes o correos electrónicos, y a perderlos.

– Llegar a la violencia o angustia si no logran acceder a su contenido digitan de forma inmediata.

Consejos para eliminar el síndrome de Diógenes digital

– Fomentar el habito de utilizar la papelera reciclaje una vez a la semana

– Ubicar el icono de la papelera reciclaje en un lugar a la vista en el escritorio y comenzar a perder el miedo a utilizarla para deshacerse de toda la basura digital.

– En los dispositivos móviles reflexionar sobre lo que acumulas y utilizas en tu dispositivo para tenerlo todo organizado.

– Poner un límite a lo que estás dispuesto a guardar y separarlo por categorías no mas de cuatro: laboral, ocio, familia, estudio.

Comments are closed.